Home > 1. INMIGRACIÓN - IMMIGRATION, 1.4. International > Nuevos patrones de la migración irregular, según la OIM

Nuevos patrones de la migración irregular, según la OIM

December 28th, 2010

El implacable ritmo de la migración tomará al mundo por sorpresa, a menos que los Estados, las organizaciones internacionales y la sociedad civil realicen un esfuerzo concertado para invertir en los medios de hacerle frente, señala el Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2010, dado a conocer por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

DES NOUVELLES MODÈLES DE LA MIGRATION IRREGULIERE, SELON L’OIM. Pour éviter que le monde ne soit pris au dépourvu par l’augmentation persistante des flux migratoires, il faut que les Etats, les organisations internationales et la société civile unissent leurs efforts pour investir dans des moyens qui leur permettent de faire face à ce phénomène. Tel est le message du rapport Etat de la migration dans le monde 2010 que lance aujourd’hui l’Organisation internationale pour les migrations (OIM).

El informe, “El Futuro de la Migración: Creación de Capacidades para el Cambio”, sostiene que en un mundo en que la demografía, las necesidades económicas y los efectos del cambio ambiental impulsan el inexorable aumento del número de migrantes internacionales, los gobiernos y los agentes no estatales no tienen más alternativa que la de invertir recursos financieros y humanos suficientes para asegurar que los Estados, las sociedades y los migrantes puedan cosechar los frutos del pleno potencial de la migración en el futuro.

Aunque todos los años se invierten cientos de millones de dólares en actividades destinadas a consolidar la capacidad de los Estados para gestionar eficazmente la migración, en el Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2010 se señala que las respuestas a los retos y oportunidades actuales y emergentes en el ámbito de la migración suelen ser de poco alcance, parciales y fragmentarias. Ello tiene un profundo efecto en la movilidad humana y en el desarrollo económico y social, y todos los países resultan afectados de algún modo.

“El riesgo de no contar con políticas y recursos adecuados para abordar la migración significa perder una oportunidad histórica de obtener los beneficios de este fenómeno mundial”, dice William Lacy Swing, Director General de la OIM. “Dado el constante aumento de la migración, la oportunidad que tienen los Estados de convertir los aspectos negativos de la migración en elementos positivos está desapareciendo rápidamente.”

Si el número de migrantes internacionales, estimado en 214 millones en 2010, continúa aumentando al ritmo de los últimos 20 años, podría alcanzar los 405 millones en 2050.

Una de las razones de este pronunciado aumento será el considerable incremento de la fuerza laboral de los países en desarrollo, que pasará de 2.400 millones en 2005 a 3.600 millones en 2040, acentuando el desequilibrio mundial entre la oferta y la demanda de mano de obra. Las repercusiones del cambio ambiental también afectarán las tendencias de la migración en el futuro.

Se aprecian ya nuevos patrones migratorios. Por ejemplo, las economías emergentes de Asia, África y América Latina están adquiriendo cada vez más importancia como países de destino de los trabajadores migrantes, lo que pone de relieve el aumento de los desplazamientos de las personas en dirección Sur-Sur y la necesidad de que esos países inviertan en programas y políticas en el ámbito de la gestión de la migración.

El número de migrantes en situación irregular continuará aumentando a medida que la oferta de mano de obra de los países de origen de los migrantes supere la demanda en los países de acogida, y los canales de la migración legal sigan siendo la excepción más bien que la regla.

El informe señala que los nuevos patrones de migración irregular comprenden un número cada vez mayor de menores no acompañados, solicitantes de asilo, víctimas de la trata de personas, o personas que intentan huir de los efectos del cambio ambiental o climático, pero para quienes actualmente existe escasa protección internacional. Esos grupos plantearán dificultades aún mayores para los Estados y las sociedades que actualmente se esfuerzan por resolverlas de manera humana.

“Sin una inversión importante en el ámbito de las cuestiones migratorias, no hay duda de que aspectos de fundamental importancia, como los derechos humanos de los migrantes y su integración en las sociedades de acogida, se tornarán aún más urgentes”, añade el Sr. Swing. “La inversión y la planificación en relación con el futuro de la migración ayudarán a mejorar la imagen, particularmente deteriorada por la actual recesión económica, que tiene el público de los migrantes. También aliviará la presión política que soportan los gobiernos, a los que se exige formular respuestas de corto plazo en el ámbito de la migración.”

Examinando las repercusiones de la crisis económica, el informe observa que el número total de migrantes se ha mantenido estable, ya que son relativamente pocos los migrantes que han retornado a sus hogares, pese a haber sido particularmente afectados por la situación de desempleo. En consecuencia, las remesas hacia los países en desarrollo bajaron en un 6% en 2009, aunque en algunos países como Bangladesh, el Pakistán y Filipinas, se observa un aumento de las remesas entre 2008 y 2009.

El informe destaca la movilidad laboral, la migración irregular, la migración y el desarrollo, la integración, el cambio ambiental y la gobernanza de la migración como esferas en que cabe esperar el mayor grado de transformación en los próximos años.

En cada capítulo temático se enumeran 10 esferas fundamentales que requieren mayor inversión y una labor de planificación normativa. Las cuestiones fundamentales relacionadas con la migración por razones ambientales, por ejemplo, incluyen la necesidad de fortalecer las leyes y políticas nacionales sobre el desplazamiento interno, como primer paso, ya que la mayoría de los desplazados por el cambio ambiental tiende a moverse dentro de sus propios países.

Otras recomendaciones incluyen la elaboración de mejores datos sobre la migración irregular y los mercados laborales, la lucha contra el tráfico de migrantes y la trata de personas y el incremento de la capacidad de los países de tránsito para prestar ayuda a los migrantes en situación irregular.

El Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2010 pide un riguroso análisis de las capacidades básicas de los países para gestionar la migración, con el fin de evaluar su eficacia y determinar las deficiencias y las prioridades para el futuro.

“No hay necesidad de reinventar la rueda en el ámbito de la migración, o de llevar a la quiebra a los bancos en términos de inversiones financieras. Las soluciones eficaces y humanas para los problemas de la migración están al alcance. Es sólo una cuestión de colaboración y de mayor eficacia en la asignación de los recursos, con la intención de encarar el futuro y establecer políticas acertadas y de largo plazo, basadas en hechos y no en un oportunismo político de corto plazo”, concluye el Sr. Swing.

Fuente: Organización Internacional de las Migraciones; Organisation Internationale pour les Migrations